Crónicas de un Futbolista “De corazón”: Complemento, Parte II🇨🇱

No es todo…

“Sale jugando por abajo el portero, toca en corto el defensa hacia el costado, avanza el lateral con la pelota, toca al medio, el medio campo reparte juego al extremo derecho, avanza el extremo, encara y deja regado a su marcador, tira el centro, espera Billy y…”

Hay muchas maneras de interpretar el fútbol, algunos lo comparan con la vida, algunos con una empresa, otros con batallas o guerras, y tiene sentido, ya que el fútbol evidentemente no es solo técnica e individualidades, es un deporte de conjunto, en donde todos y cada uno tiene funciones bien definidas.

Jesucristo modeló una forma de salvación para la humanidad a través de formar equipos (discípulos de 12) y que cada quien desempeñe con eficacia su función para lograr la victoria, con eso podemos afirmar que:

“Un solo jugador, no gana un partido”

Para el mejor desempeño de cada función, en cada posición, varían las habilidades tanto técnicas como blandas, es importante el desarrollo de algunas actitudes más que otras, por ejemplo, se dice que los laterales son de los mas trabajadores debido a que la estadística generalmente señala que son los que mas corren en la cancha, es común también ver que el capitán del equipo sea de los que mas tienen personalidad, liderazgo y respeto del equipo en general, por lo que, mas que una técnica futbolística, se necesita personalidad. La correlación entre la posición que desempeña un futbolista y su personalidad si bien es variable, es totalmente un punto para analizar por los entrenadores a la hora de conformar sus equipos.

Yo destaqué por mi técnica, habilidad individual, regate y buena pegada, siempre jugué de delantero, me considero una persona con mucha confianza a la hora de encarar. Además, mucha práctica en los años donde alcancé mi mejor nivel me permitían mejorar mi técnica y con ella aumentar tal confianza, en cuanto a las habilidades blandas, en mi caso siempre he sido una persona introvertida, condición que para un futbolista no se considera algo muy positivo, en cambio ser extrovertido si lo es, ya que hace referencia a un sujeto activo, optimista, impulsivo y capaz de establecer fácilmente contactos sociales.

Esa característica personal, pude encontrarla en varios compañeros, en cada uno de los equipo en los que jugué, personas que a veces mas que técnica y buen juego aportaban buen clima al equipo, buena vibra, motivación, es decir, lo que a unos le falta a otros le sobra.

Así fue que aprendí que el fútbol es un complemento de muchas cosas, entre las cuales habilidad técnica, condición física y un espíritu inquebrantable de lucha (que está ligado a la motivación) son para mi las habilidades que no pueden faltar en ningún equipo para que cada jugada tenga la mas alta probabilidad de terminar en “Goooooooooooool”.

“Futbol Total”

Instagram: @otroquesefuecl