¿Por qué aprender a hablar “hebreo”?

¿Sirve de algo un curso de idioma hebreo?

Aprender a escribir hebreo y a leer hebreo nos hará conocer las palabras, la fe y la cultura de un pueblo y un sitio, con una rica historia de miles de años de antigüedad. También se conoce al idioma hebreo como la madre de todas las lenguas.

Un poco de historia

El antiguo testamento está escrito en idioma hebreo, y si lo leemos en su texto original hallaremos la verdadera palabra de Dios. Los traductores que lo pasaron primero al griego, y luego a otros idiomas, hicieron sus propias interpretaciones y muchas veces el texto difiere sustancialmente del original en Hebreo Bíblico.

israel-aprende-hebreo-7week

El 78% de la Biblia, correspondiente al Antiguo testamento, está escrita en idioma hebreo y como dijimos antes, como la traducción es una interpretación del traductor, lo mejor es leerla en su idioma original, y para ello lo mejor es saber leer hebreo. Las historias narradas en la Biblia tienen un significado profundo del Plan Divino para la humanidad, por esta razón se conoce al hebreo como Lengua Sagrada. Es el idioma que se habló en el jardín del Edén, en los días de Noé, y el que habló el pueblo de Dios en la tierra de Canaán a orillas del río Jordán, lo que hoy conocemos como Eretz Israel.

El idioma hebreo hoy

Es el idioma de más de 6 millones de personas. El Estado de Israel es hoy una potencia mundial en tecnología, emprendimiento, agricultura y ha dado al mundo 12 premios Nobel.

Tomar clases de hebreo nos abrirá las puertas para aprender otros idiomas semíticos tanto modernos como antiguos, por ejemplo, el maltés, el arameo, el sirio o el árabe. También otros que toman como base al idioma hebreo tales como el yidish o el ladino. Hoy el tener acceso a las redes nos brinda la posibilidad aprender hebreo online.

Saber idioma hebreo permite tener acceso directo a una de las culturas continuas más antiguas del mundo. Para el pueblo hebreo, como para cualquier creyente en Dios y en el Mesías de Israel, constituye un elemento esencial. Es el idioma en que están escritos tanto la Biblia como el Talmud y la Mishná, por lo tanto, escribir y leer hebreo nos dará la posibilidad de poder experimentar el auténtico conocimiento de la voluntad Divina. También es una forma sencilla de acercarse a los salmos de David en su idioma original,

Los escritos oficiales, periódicos y libros actuales están escritos en Hebreo Bíblico o Cuadrado. En 1870 Eliezer Ben Yehudá, lituano de origen, acuñó cuatro mil palabras provenientes de las raíces del hebreo bíblico o cuadrado y lo volvió a hacer popular. Para esa época, el retorno de judíos provenientes de muchas partes del mundo a Israel, trayendo consigo las lenguas de los países en los que se habían radicado, dio lugar al hebreo moderno. También esto trajo el Yidish, que es una mezcla del idioma hebreo con el alemán y actualmente lo hablan casi todos los judíos del mundo. El Yidish se extendió por toda Europa y a través de la persecución llegó a América.

Características del idioma hebreo

El idioma hebreo es un idioma sencillo y directo. Comparado con el español parece un idioma brusco, pero es una lengua pintoresca en sus descripciones y sus expresiones fuertes dan la impresión de energía. Es una lengua sencilla desde el punto de vista gramático, no existe el Usted; sus adjetivos son concretos con nombres abstractos. Sus expresiones encierran acciones concretas fundamentadas en el verbo. El alfabeto consta de 22 caracteres y el léxico se basa en el Hebreo Bíblico y su sintaxis en el hebreo Míshnico o rabínico. A contrario de las lenguas occidentales e igual que otras semíticas, se escribe de derecha a izquierda, el texto es de corrido y no tiene espacios, no existen las letras mayúsculas ni las minúsculas, y no existen los acentos.

israel-aprende-hebreo-online-7week

Por todo lo expresado anteriormente, aprender a leer y hablar hebreo nos acercará a conocer un idioma riquísimo en cuanto a historia, teología, cultura y a la idiosincrasia de un país que fue la cuna de la civilización, donde conviven los más sagrados santuarios tanto para la fe judía como para la cristiana. Podremos conocer el Muro de los Lamentos, recorrer la ciudad santa de Jerusalén, hablar con sus habitantes sin traductores.