¿Son los Bitcoins y las criptomonedas una estafa?

Photo by Thought Catalog on Unsplash
Para nadie es un secreto el auge que han tenido las criptomonedas se hán regido por muchos factores económicos, pero, ¿acaso la ambición y el miedo no forman parte también de lo especulativo que se ha vuelto el mercado de los bitcoins? Tomando el Bitcoin como ejemplo, por ser uno de los más usados y conocidos, éste aumentó de aproximadamente $ 900 en diciembre de 2016 a $ 19,000 un año después. Todo esto lo ha dictado en gran parte la avaricia y la especulación.

¿Qué pasa cuando el miedo toma las riendas?

Recientemente, el miedo ha estado a cargo. El precio de Bitcoin ha bajado a alrededor de $ 7,000. Y por ser esta la representación más usada para las criptomonedas los precios de quienes le siguieron el paso también colapsaron. Ahora el futuro es incierto en valores, porque resulta que no existe una forma sensata de darle un valor. La cima es incierta tanto como lo más inferior de su cotización.

Pero, no debía pasar de esta manera, el Bitcoin nace como una alternativa de acceder a una versión en línea de efectivo, dándole al consumidor la opción de eliminar las barreras burocráticas de bancos o instituciones que no beneficien sus poderes. Mucho tiempo después, esa es apenas una de las razones por las que es tan popular entre los usuarios. Uno de los problemas más frecuentes al que se enfrentan los usuarios, es que al eliminar los intermediarios también se eliminan las garantías y protecciones a las que estamos tan acostumbrados. Y mientas menos popular sea la criptomoneda tal parece que baja la seguridad. 

Trading-Bitcoins
Photo by Chris Liverani on Unsplash

Especulación vs Regulación

Cada vez es más difícil reconocer las regulaciones dentro del mundo de las criptomonedas, ya que cada vez se encuentran más sumergidas en las especulaciones y cada vez son más los que se aprovechan de esas especulaciones para darle vuelta atrás al mercado.

Algunas personas han hecho grandes fortunas a medida que los precios de las criptomonedas se han disparado; muchos de los primeros que creyeron y se lanzaron como apostadores han cobrado. Y como todo lo que implica riesgos, otros han perdido dinero. Parece poco probable que este último ciclo de auge y caída sea el último.

Los economistas definen una moneda como algo que pueda representar una reserva de valor, un medio de cambio o una unidad de cuenta para casi cualquier cosa pero, ¿cumplen las criptomonedas con estos parámetros?

Parece que el mismo nivel de especulación y volatilidad no le hacen merecedoras del título de “moneda”. Ahora bien, estos no son factores desconocidos para quiénes han decidido indagar en este mundo, pero también es cierto que son más los detectores de fraude que se encienden cuando aparecen sobre la mesa las criptomonedas. Pero, por el camino que está transitando, es difícil pensar que las criptomonedas seguirán siendo más que un boom demasiado complicado y poco confiable.

Seguramente, después de haber leído todo esto se preguntarán: ¿Entonces qué es lo que sustenta a las criptomonedas en el mercado? El foco de éstas es que se consideran mejor como una base de datos con idiosincrasia, en la que los registros se copian entre todos los usuarios del sistema sin necesidad de ser mantenidos por una autoridad central, y donde la información no se puede modificar una vez escrita.

Los mentores creen que éstas características pueden ayudar a resolver todo tipo de problemas, dichas soluciones van desde la obtención de documentos infalsificables hasta la racionalización de los pagos bancarios.

Intercambiando-Bitcoins
Photo by rawpixel on Unsplash

Los Blockchains: Las cadenas de bloques sin autoridad

Es innegable la capacidad de los Blockchains de vincular usuarios e información con un mismo mecanismo de trabajo que al final se mantiene por los mismo usuarios, porque no cuenta con un autoridad central que los controle en el mercado internacional.

Por ello, el hecho de que las cadenas de bloques hayan sido sobreestimadas no significa que sean inútiles. Pero no resultan ser un remedio eficaz contra los peligros habituales de los grandes proyectos tecnológicos: complejidad, costo de adquisición y expectativas de usuarios y mercado.

Las criptomonedas no han alcanzado en su totalidad las metas previstas. Los defensores de Blockchain deben demostrar que tienen la capacidad de cumplir con los grandes reclamos. Esos son grandes reclamos indican que el mismo auge interesante de envío de información entre los usuarios los hace más lentos que una base de datos convencional. Entonces, ¿tienen los especuladores una herramienta eficiente?

Todo indica que el debate está abierto para saber si las características distintivas de los BlockChain los lanzaran a la cima o ellos mismos los ahogarán.